El PP pide la dimisión de la alcaldesa de Rincón de la Victoria ante su “incapacidad política”

Dice que Anaya es "la máxima responsable" del "caos" que vive el municipio, acentuado por la marcha de tres ediles del PSIRV del equipo de gobierno

El presidente del PP de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha solicitado hoy la dimisión de la alcaldesa socialista, Encarnación Anaya, ante su "incapacidad política" y por preservar "sus intereses personales por encima del de los ciudadanos, como se ha demostrado al no querer destituir hasta el último momento a tres concejales que distaban mucho de ser responsables".

Con esta petición ha abordado el dirigente popular la anunciada marcha de tres concejales del equipo de gobierno del Partido Social Independiente de Rincón de la Victoria (PSIRV), quienes han pasado a ser no adscritos y han sido destituidos de sus responsabilidades de gobierno.

"El paso dado por estos tres concejales es el réquiem de una muerte anunciada y de una inestabilidad en el equipo de gobierno de Rincón que el PP viene denunciando en los últimos años", ha afirmado Salado, que ha calificado de "nefasta" la gestión de los tres ediles que dejan el equipo de gobierno y que hasta ahora han estado al frente de Urbanismo, Hacienda, Medio Ambiente y Bienestar Social.

En este sentido, el presidente del PP local ha recordado que la limpieza del municipio -a cargo de la concejala Rita Jordá- "es una de las grandes asignaturas pendientes", y ha señalado que los populares vienen reivindicando mejoras al respecto durante toda la legislatura. "Los contenedores de basura no se limpian desde hace más de un año, y el agua de la playa aparece en ocasiones llena de desperdicios", ha afirmado.

Asimismo, el PP se vio obligado a denunciar una serie de irregularidades que llevaron a la expulsión del técnico de la empresa pública de limpieza, quien presuntamente falsificó documentos y emitió facturas de servicios con un precio por encima del real. "La oposición solicitó una comisión al respecto, pero a día de hoy seguimos sin noticias", ha lamentado el dirigente popular.

Por su parte, desde la delegación de Bienestar Social, Ricardo Vivas "no ha sido capaz, entre otras muchas cosas, de sacar adelante el centro de día, un proyecto que el PP dejó prácticamente culminado en 2007 y que aún sigue sin estar abierto, con el consecuente perjuicio para los vecinos".

"Y con Vivas hemos vivido algo inaudito, como el hecho de que ha sido denunciado por la vía penal por parte de la asociación Amirak, un colectivo de prestigio que lleva años luchando por los derechos de los discapacitados, al parecer, por el trato que el concejal dispensó a la citada organización", ha relatado el portavoz municipal del PP.

En materia de Urbanismo, cuyo concejal hasta hoy era el ex miembro del PSIRV Salvador Domínguez, Salado considera que no ha habido avances ni proyectos "a la altura de un municipio como Rincón de la Victoria, uno de los escaparates de la Costa del Sol", y ha apuntado que el municipio "sigue sin tener aprobado su planeamiento urbanístico".

"Ya pedimos su dimisión cuando estaba al frente de la delegación de Hacienda, después de endeudar al Ayuntamiento- quien cuenta con un remanente negativo de 13 millones de euros- y por generar problemas en el pago de nóminas a los empelados públicos", ha subrayado Salado.

"Y de todos estos despropósitos Anaya es consciente, ya que hasta la propia dirección del PSIRV había tomado medidas al respecto", ha sostenido Salado, que ha lamentado que la regidora socialista no haya sido capaz de tomar una decisión anteriormente, "seguramente porque mira más por sus propios intereses y por mantenerse en el sillón que por el progreso del municipio".

Por este motivo, Salado se ha mostrado convencido de que Anaya es "la máxima responsable" del caos que vive Rincón de la Victoria, y la culpable de haber generado en el municipio "un clima de crispación social con la huelga de limpieza, de transporte público, problemas con los trabajadores de ayuda a domicilio o la huelga encubierta de la Policía local".

Salado considera que este último capítulo es "la prueba fehaciente" de que el PSOE es "un factor desestabilizador y de desgobierno", ya que ha recordado que al final de la legislatura anterior, "el PP se vio obligado a expulsarlos del equipo de gobierno debido a su deslealtad".

"El PP va a actuar con responsabilidad y descarta una moción de censura, porque lo que necesita ahora el municipio es tranquilidad para abordar los asuntos pendientes que Anaya ha sido incapaz de llevar a cabo", ha asegurado Salado, que ha enumerado algunos proyectos "clave" como la piscina cubierta de Torre de Benagalbón, el centro de salud de Rincón o la segunda guardería.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies