IU solicita que el Ayuntamiento se sume a la conmemoración del centenario del nacimiento de Miguel Hernández

En 2010 se conmemora el Centenario del nacimiento de Miguel Hernández (1910 - 1942), el poeta forma parte del patrimonio cultural de la humanidad; su poesía sigue siendo la palabra en el tiempo para denunciar la injusticia y luchar por la libertad ; el no entendía el papel del poeta  y del intelectual si no estaba arraigado en un compromiso social y político; no desertó nunca de su clase social, de su condición de campesino pobre, ni del poder transformador de la palabra. Miguel Hernández nos ofrece en su poesía un ejemplo de valor y de pureza para seguir llamando a las cosas por su nombre y hacer de la palabra, como él hizo, un instrumento revolucionario que sacuda las conciencias. 

Miguel Hernández es un ejemplo de poeta comprometido con los trabajadores, con los valores de la persona, con la libertad, la justicia y con el gobierno legitimo de la II República Española. Su militancia comunista, su compromiso con el pueblo y con los ideales de progreso, justicia y cultura le hizo ganarse el apelativo de “poeta del pueblo”.

La rebelión militar del 18 de julio de 1936 supuso para el poeta un importante aldabonazo en su conciencia. Su compromiso social y político es el que lleva a Miguel Hernández a alistarse en el V Regimiento de Milicias Populares, siendo destinado al frente como zapador, dedicándose a levantar fortificaciones y abrir trincheras. La actividad del poeta durante los tres años de guerra fue intensísima.

Tras ser nombrado Jefe del Departamento de Cultura, se dedica a una intensa labor de divulgación cultural a través de la creación  poética, teatral y periodística. La mayor parte de sus poemas, posteriormente editados en su libro “Viento del pueblo”, vieron su luz primera en los periódicos de guerra.

 

Terminada la guerra, la derrota del ejército republicano supone una tremenda desbandada, una amarga confusión de persecuciones y represalias, en las que Miguel

Hernández queda envuelto. Pretende que lo acojan en la embajada de Chile sin éxito, por lo que busca el medio de salir del País por la frontera portuguesa. Ingenuo recurso, conocido el carácter del régimen fascista de Salazar, cuya policía lo devolvió a la Guardia Civil de Rosal de la Frontera. Pasando por las cárceles de Huelva, Sevilla y  Madrid. El 17 de septiembre de 1939 sale de la cárcel, pero doce días después era de nuevo detenido y encarcelado. El 18 de enero de 1940 se sometió a Miguel Hernández a juicio sumarísimo por rebelión contra el movimiento fascista y el Consejo de Guerra Permanente nº 5 le condenó a muerte. Posteriormente, el recurso de gracia le conmutó la pena por la inferior en grado de 30 años de prisión.

El poeta fue trasladado a la prisión de Palencia en septiembre de 1940, en noviembre lo trasladan al Penal de Ocaña (Toledo) y en junio de 1941 fue trasladado a la cárcel de Alicante. La neumonía adquirida en Palencia, la bronquitis cogida en Ocaña y el tifus que le ataca en Alicante, van minando su organismo derivando en una tuberculosis galopante, sufrida en las cárceles españolas de 1942. El poeta, tras sufrir su enfermedad en las más terribles condiciones, fallece en la enfermería de la cárcel de Alicante a las 5:32 horas de la mañana del 28 de marzo de 1942 a la edad de 31 años.

El proceso contra el poeta, y contra la inmensa mayoría de presos políticos que se hacinaban en las cárceles, se caracterizó por su absoluta falta de garantías jurisdiccionales: se respondía ante una Jurisdicción Especial Militar, existiendo falta de independencia e imparcialidad en sus tribunales al ser militares sometidos a la disciplina castrense. En definitiva hablamos de un simulacro de proceso, de un juicio-farsa, falto de las más elementales garantías para poder ser calificado de proceso justo o debido, incluso teniendo en cuenta las excepcionales circunstancias históricas en que se produjo. Por lo tanto estamos ante una venganza revestida o encubierta con una falsa apariencia procesal.

Por ese motivo el Grupo Municipal de IU-Rincón ha presentado una moción para su aprobación en pleno con los siguientes:

ACUERDOS

1. Que el Ayuntamiento se sume a la conmemoración del Centenario del nacimiento de Miguel Hernández, para lo que promoverá actividades encaminadas a dar a conocer su vida y su obra en el marco de la programación cultural municipal.

2. Apoyar a la familia del poeta, y a instituciones y asociaciones, en su petición ante el  Tribunal Supremo, para que se revise su proceso penal y se anule definitivamente su condena.

3. Trasladar estos acuerdos al Parlamento Andaluz, al Congreso de los Diputados, al Presidente del Gobierno de España y al Consejo General del Poder Judicial.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies