Rincón de la Victoria comienza el soterramiento de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales

El alcalde del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Salvador Domínguez (PSIRV), ha firmado las obras que comenzarán próximamente y que permitirán la recuperación de una plaza en pleno centro de la localidad

En la mañana de hoy, el alcalde del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Salvador Domínguez (PSIRV), ha firmado la contratación de la obras de soterramiento de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de Rincón de la Victoria, pertenecientes al Fondo Estatal de Inversión Local. La actuación proyecta la demolición de la edificación existente, por lo que los elementos de la instalación quedarán soterrados, y se recuperará la plaza para el uso y disfrute de los ciudadanos mediante su reurbanización. Las actuaciones, que han sido adjudicadas a la empresa Aquagest, cuentan con un presupuesto de 174.259,79 euros, prevé la contratación de ocho personas desempleadas y tienen un plazo de ejecución de tres meses.

Domínguez ha destacado la necesidad de realizar obras en la Estación de Bombeo que se ubica en el centro del casco urbano del municipio, a pie de la Avenida del Mediterráneo frente al Centro de Salud. “Con la eliminación de esta edificación, estamos abriendo un paso franco desde la Avenida Mediterráneo al Paso Marítimo, además de recuperar la plaza donde se ubican actualmente las instalaciones con la debida reurbanización, por lo que la calidad visual del entorno sufre un cambio radical, mejorando considerablemente la zona”, ha explicado el regidor. Por su parte, el concejal de Urbanismo, José jesús Domínguez Palma (PSOE),  ha informado que a través de estos trabajos se recuperará la plazuela para el disfrute público con la restitución del pavimento, la instalación de alumbrado público y la creación de zonas ajardinadas.

Entre las actuaciones que contempla el proyecto se encuentra la demolición de la edificación anterior, ya que ha perdido algunos de los principales usos para la que fue construida, como por ejemplo albergar el equipo de desbaste de sólidos. Además, se trasladarán los cuadros eléctricos y de telecontrol fuera de la edificación, pues el ambiente que existe dentro de la instalación es muy agresivo para los conductores eléctricos.

El único uso por tanto que quedará para la edificación es albergar el grupo electrógeno que, debidamente ubicado, se puede trasladar y soterrar dando viabilidad al proyecto pretendido. De esta forma, la zona donde se ubican los grupos de bombeo y la trituradora quedará delimitada por un muro de 80 centímetros de altura. En este caso, se sustituirán las tapas existentes por otras herméticas que mitiguen la emanación de malos olores.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies