Más de 150 personas acuden al I seminario sobre el Síndrome de Asperger en Rincón

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria colaboró en la iniciativa en la que estuvo presente miembros de la Asociación Malagueña Síndrome de Asperger

Rincón de la Victoria celebró el pasado viernes el I Seminario Informativo Síndrome de Asperger con la asistencia de más de 150 personas en el salón de actos del Consistorio.

Bajo el lema "No estoy por debajo de lo normal, ni valgo menos, ni soy menos capaz, solo funciono de manera diferente", la Asociación Malagueña Síndrome de Asperger organizó la convocatoria por primera vez en el municipio con el objetivo primordial de unir a los niños afectados por este trastorno, a sus familiares y amigos y a profesionales especializados para divulgar todo lo concerniente al Trastorno General de Desarrollo y al Espectro Autista, y también para promover el normal desarrollo e integración de los discapacitados.

La alcaldesa de Rincón de la Victoria, Encarnación Anaya (PSOE), fue la encargada de inaugurar el seminario incidiendo en "la importancia de impartir acciones informativas dirigidas tanto a los afectados como a otras personas con el objetivo de inculcar en ellos un conocimiento más profundo de éste y otros trastornos generalizados del desarrollo". Asimismo, la primera edil mostró su apoyo a esta primera iniciativa y otras acciones que se desarrollen en el municipio para la divulgación, concienciación y apoyo en el diagnóstico temprano e integración de estos en la sociedad.

Psicólogos, neuropsicólogos, trabajadores sociales y otros expertos en esta alteración neurobiológica expusieron a través de talleres las principales características de la discapacidad que provoca y orientaron en las formas de inserción laboral de jóvenes y adultos con Síndrome de Asperger. Este trastorno del desarrollo cerebral se da frecuentemente en un porcentaje de entre tres a siete por cada mil niños, afectando más a los varones, y que al ser recientemente reconocido por la comunidad científica es un desconocido entre la población general y los profesionales. La persona que lo padece tiene problemas para relacionarse con los demás y en ocasiones presentan comportamientos inadecuados.

La AMSA recalcó la importancia de diagnosticar esta discapacidad a tiempo, ya que en la mayoría de los casos suele percibirse a partir de los dos años y la ayuda que se solicita no es la apropiada.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies