Adjudicada las obras de mejora del Camino Viejo de Vélez en Rincón

Un total de 27 empresas habían presentado sus ofertas. La actuación, que tiene como objetivo conseguir una mayor permeabilidad en la trama viaria, tendrá un coste de 1,4 millones de euros financiada mediante el Plan Ico-Turismo

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha adjudicado a la empresa Probisa las obras de reforma del Camino Viejo de Vélez que supone la renovación del pavimento y servicios urbanos de varios tramos comprendidos entre los núcleos de la localidad rinconera y Torre de Benagalbón.

El proyecto, financiada a través del Plan Ico-Turismo, tiene un presupuesto inversor de 1.461.600 euros.

La alcaldesa de Rincón de la Victoria, Encarnación Anaya (PSOE), ha dicho que el Gobierno Local "está ejecutando las mayores inversiones en la historia del municipio para la modernización de la red viaria, comunicaciones y nuevos equipamientos". La regidora ha valorado la actuación como "muy necesaria" ya que reformará el pavimento y servicios con "una importante mejora de la trama urbana", solucionando problemas de grandes balsas y zonas inundables que se crean cuando llueve en algunos tramos de la zona, además de descongestionar el tráfico de las principales avenidas que atraviesan el municipio como de la Torre, de la Axarquía y del Mediterráneo.

José Rodríguez (PSIRV), primer teniente alcalde y concejal de Infraestructuras y Urbanismo, ha explicado que "los trabajos se llevarán a cabo en cinco tramos del Camino Viejo de Vélez y Carril del Cortijo Blanco".

Por tanto, los cinco intervalos son: el primero, comprendido desde la Avenida de la Candelaria hasta Arroyo Pajaritos; el segundo, desde Arroyo Granadillas hasta el Cuartel de la Guardia Civil; el tercero, desde este último hasta el Arroyo Benagalbón; el cuarto, desde calle Aura hasta Estrella Polar y el Carril del Cortijo Blanco y el último desde el Camino Viejo de Vélez hasta el acceso de la Urbanización los Catalanes.

Las obras, cuyo plazo de ejecución máximo se ha fijado en 108 días y la contratación de 660 jornales, consistirán en la mejora del pavimento de calzada y acera, tanto de las calles aledañas como de los nuevos tramos que vienen a evitar que los peatones se vean obligados a transitar por la calzada; la instalación de nuevo alumbrado público con equipo de doble nivel de potencia para el ahorro energético conforme al reglamento e eficacia; la ampliación de la red de alcantarillado en varios tramos para enviar encharcamiento y posibles inundaciones; señalización vertical y horizontal; y la construcción de un muro en el Arroyo Cuevas.

Entre las mejoras que acometerá la empresa adjudicataria se encuentra la instalación de pasos elevados y otras actuaciones en calles adyacentes.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies