Más de 1.200 usuarios del servicio de teleasistencia de la Diputación participan en un encuentro en Casarabonela

Durante cinco jornadas las personas mayores de cerca de 70 municipios de la provincia podrán conocer a los teleoperadores que atienden sus necesidades



Más de 1.200 usuarios del servicio de teleasistencia de la Diputación de Málaga, procedentes de un total de 64 municipios de la provincia, participarán entre hoy y mañana, así como los días 3, 4 y 5 de diciembre,

en un encuentro  de esparcimiento en la localidad de Casarabonela, en el que podrán conocer y relacionarse con los teleoperadores que habitualmente les atiende, así como visitar el Museo del Cactus, único en Europa, y compartir experiencias e impresiones entre ellos.

La vicepresidenta y diputada de Derechos Sociales, Ana Mata, ha asistido esta mañana al primer día de convivencia y ha recordado la importancia de este servicio que ofrece el ente supramunicipal y que supone “un ejemplo claro de que con el uso de tecnologías avanzadas en el campo sociosanitario se consigue un servicio humano y profesionalizado de un elevado nivel de eficiencia y eficacia en la atención personal y en la mejora de la calidad de vida de las personas a las que atiende”.

Para Mata no hay duda de que la teleasistencia es “un servicio que ha demostrado un gran impacto social y es el mejor valorado por los usuarios y sus familiares”.

La diputada ha explicado que las personas mayores usuarias están permanentemente en conexión con una central atendida por personal especializado en dar respuesta a sus necesidades. Para ello, “los usuarios sólo tienen que pulsar una unidad de control remoto, a modo de colgante y cuando lo hacen obtienen la respuesta cálida, rápida y eficiente de los teleoperadores”, ha añadido.

Televida Servicios Sociosanitarios es la empresa que opera este servicio para la Diputación, con más de 20 años de experiencia y 190.000 usuarios en todo el país. Su objetivo es mejorar la calidad de vida y la seguridad de las personas mayores a las que atiende, favoreciendo también la tranquilidad de sus familias.

El perfil predominante entre los usuarios de este servicio responde a una mujer, viuda, con autonomía media o total, mayor de 80 años y que vive sola.

“La tecnología avanzada y el marcado carácter humano de este servicio se dan la mano para lograr el  bienestar y la confianza de las personas mayores y dependientes. La mayor parte de las personas mayores desea vivir en su entorno y esta opción refuerza su calidad de vida. La teleasistencia tiene la capacidad de llegar y atender a todos los usuarios en cualquier lugar de la geografía” ha defendido Mata.

Además, a su juicio, al estar en contacto permanente con los usuarios, este servicio es “una fuente privilegiada de conocimiento de las necesidades de las personas a las que se atiende, lo que permite a las administraciones públicas darles una respuesta ofreciendo un servicio amplio y una respuesta integral”.

En este punto, ha aludido como prueba de ello al plan de medidas de atención ante temperaturas extremas y fenómenos meteorológicos adversos. Un programa de prevención dedicado a las personas mayores que permite protegerlas en situaciones de excesivo calor o frío y ante catástrofes naturales.



- Fecha: 29/11/2012

Imágenes

  

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies